Ser bilingüe… la mejor gimnasia para el cerebro

Cerebro bilingüe

Cerebro bilingüe

La semana pasada publicamos una infografía en la que se hacía referencia a los Beneficios cognitivos de ser bilingüe. Hoy retomamos el tema y hacemos alusión a un reciente estudio realizado en la Universidad de Northwestern en Evanston, Estados Unidos y que ha sido publicado en la revista Brain and Language. En el trabajo de investigación se indica que quienes dominan varios idiomas tienen un gran control para enfocarse en datos importantes e inhibir y descartar la información innecesaria.

Esta capacidad de mayor concentración fue medida en las aulas y el resultado ha sido claro: los niños bilingües tienen una óptima habilidad para ignorar el ruido natural en los salones de clase, evitando así las distracciones que afectan el proceso de aprendizaje.

Viorica Marian, psicóloga y una de las autoras del estudio asegura que dominar dos idiomas afecta positivamente al cerebro afinando las capacidades del sistema nervioso auditivo y que “los cerebros bilingües están mejor equipados para procesar información”.

Pero además de afianzar en los niños las capacidades de concentración; pensar y hablar dos idiomas es un excelente ejercicio para el cerebro, similar al que se realiza cuando se juega ajedrez, se arma un rompecabezas, se resuelve un sudoku o un crucigrama. La diferencia está en que estas actividades son esporádicas y el proceso del bilingüismo es un proceso constante.

La edad influye, pero no es determinante

Si bien las capacidades cognitivas de un niño -desde que nace hasta los 7 años- están en el estado ideal para adaptarse y fijar de forma más eficiente las palabras y los sonidos nuevos; nunca es tarde para aprender otro idioma y desenvolverse con fluidez.

Está claro que el proceso de aprendizaje es más lento, pero sí es posible dominar un segundo idioma y mejorar las capacidades de enfoque y concentración superada la niñez y la adolescencia. Y es que las capacidades cerebrales pueden mantenerse activas, siempre y cuando se ejerciten constantemente.

Y es que cada vez son más las razones que justifican la inversión de tiempo, esfuerzo y dedicación en enseñar a los hijos un segundo idioma. Opciones hay muchas y pueden ser complementarias a las actividades escolares; la clave está en ser constantes y asumir este proceso de aprendizaje como algo natural. En este artículo os damos algunas ideas y actividades que pueden desarrollarse en casa y con la familia, para que El inglés no sea la materia pendiente“.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Aprender inglés, Idiomas y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s