¿Alergia o intolerancia?

Niños con necesidades alimenticias especiales ¿Alergia o intolerancia?

Niños con necesidades alimenticias especiales
¿Alergia o intolerancia?

Desde hace ya algún tiempo se conoce que determinados alimentos producen reacciones adversas en el organismo y que, por lo general, se manifiestan desde la infancia. Pero ¿sabéis si es alergia o intolerancia alimentaria? Con frecuencia se confunden los términos, quizás, porque pueden presentar síntomas similares. En todo caso, los tratamientos son diferentes y requieren de previa evaluación para determinar de qué se trata.

Dado que las reacciones a ciertos alimentos se presentan desde pequeños, es preciso que los padres se mantengan atentos frente a cualquier cambio o manifestación, a fin de identificar la “sustancia enemiga”.

Cuando es “alergia” el sistema inmunológico interviene frente a un componente del alimento, presentando una reacción desproporcionada, tal y como si se tratara de un agente invasor en el cuerpo. Esto desencadena síntomas como: urticaria, hinchazón de labios y párpados, vómitos, diarrea, asma, dificultad para respirar y dolor estomacal.

En el caso de la “intolerancia” el sistema inmune no interviene y está asociada a la incapacidad de asimilar o digerir correctamente un alimento o algunos de sus componentes, por lo que se irrita el sistema digestivo y provoca: náuseas, diarrea, dolor abdominal e inflamación.

Ambas afecciones son de fácil diagnóstico. Tras un exhaustivo interrogatorio, se realizan pruebas cutáneas, en las que se colocan extractos de alimentos “sospechosos” y se evalúa la reacción. O se incluyen en la dieta diaria los alimentos que pudieran originar ésta comportamiento defensivo del organismo.

Luego de realizadas las pruebas se determina si es alergia o intolerancia. Si el niño es alérgico, la única forma de prevenir la reacción adversa es eliminando por completo el alimento de su dieta diaria. Si se trata de intolerancia, no es preciso suprimir la ingesta, con reducir la cantidad y la frecuencia de consumo es suficiente para evitar los molestos síntomas.

Las alergias alimentarias más comunes son: al huevo, marisco, pescado, frutos secos y soja. En el caso de las intolerancias, las más frecuentes son: a la lactosa y al gluten.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s