Beneficios de aprender un idioma a temprana edad

Un ambiente lúdico, con actividades interesantes y retadoras son ideales para que el proceso de bilingüismo se de forma natural.

Un ambiente lúdico, con actividades interesantes y retadoras son ideales para que el proceso de bilingüismo se de forma natural.

¿Cuántos nos hemos apuntado a cursos de inglés que no hemos terminado? ¿Cuántos libros, diccionarios y CD’s reposan en alguna estantería de casa? Y es que ser bilingüe en este mundo globalizado, resulta vital y necesario, sin embargo, para muchos hablar inglés de forma fluida es todavía una asignatura pendiente.

Y es que a medida que nos hacemos mayores, el proceso cognitivo para aprender un segundo idioma y adaptarlo a nuestro proceso de pensamiento como si fuera la lengua materna, ya no resulta tan eficiente como cuando somos niños. Es durante los primeros cuatro años de vida que se generan en el cerebro las mayores conexiones neuronales, por lo que éste período es ideal para alimentarlo con estímulos lingüísticos.

Investigaciones recientes sostienen que los niños que en edad temprana son expuestos a diferentes idiomas y acentos son más creativos, desarrollan mejor las habilidades de resolución de problemas y tienen una memoria más entrenada. Además, programan desde pequeños los circuitos cerebrales que le permitirán aprender un idioma en el futuro con mayor facilidad.

Sin  embargo, para que el proceso de bilingüismo se de forma natural y eficiente, ha de ser sin presión. El objetivo es que el pequeño no lo entienda como una actividad obligatoria. En este caso, que mejor que un ambiente lúdico, con actividades que resulten interesantes, retadoras y estimulantes para aprender una segunda lengua.

Ahora que se acercan las vacaciones escolares, muchos padres consideran enviar a sus niños a Campamentos de verano en el extranjero, a fin de exponerlos a otro idioma y a otra cultura. De este modo, el proceso de aprenderlo será más sencillo, natural y desvinculado del ambiente académico formal.

Otras ventajas

Los beneficios asociados al bilingüismo, no sólo son cognitivos. Cuando un niño se familiariza con otro idioma y lo domina, logra desarrollar mejores capacidades de comunicación; adicionalmente, tienen acceso a más información, por lo que su proceso educativo y cultural se enriquece. Esto sin duda, los hace en un futuro, más competitivos en el entorno laboral y les da apertura a más y mejores oportunidades.

Dadas las ventajas que supone dominar un segundo idioma, es recomendable que los padres que tengan la oportunidad de exponer a sus pequeños a otras culturas e involucrarlos en actividades que promuevan el aprendizaje de otra lengua, evalúen las múltiples opciones que actualmente están a su alcance.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Campamento de verano, Idiomas, Vacaciones y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s